“No hay nada más alto, más fuerte, más sano y útil para la vida que algún buen recuerdo, especialmente un recuerdo relacionado con la infancia, con el hogar.”
Fyodor Dostoyevsky